Home

certeza yehuda berg

certeza

  • certidumbre, evidencia, verdad, seguridad
    • Antónimos: duda
  • autenticidad, exactitud
  • convencimiento, convicción, persuasión

Cuando uno está mal resulta difícil ver las pequeñas cosas de la vida y valorarlas…

Ya sea porque nos va mal en el trabajo… o nos pidieron que agarremos nuestros petates porque hay recorte de personal…

Ya sea porque se terminó una relación que, si bien sabemos que no iba más, seguimos extrañando, o porque la dinámica de la relación que teníamos, cambió por una convivencia, un hijo, un casamiento, un tema familiar…

Ya sea porque, simplemente, no nos sentimos bien…

En fin…

Muchísimas cosas se meten entre nosotros y el poder apreciar las cosas que sí se van con uno cuando se muere…

Eso es lo único que nos queda: las experiencias, lo que vivimos, lo que aprendimos, lo que concientizamos, lo que amamos, lo que dimos, lo que nos dieron…

Ojalá pudiéramos permanecer en este estado de conciencia 24 hs al día…

La verdad que es imposible…. al menos para la mayoría de los mortales que convive con todas las incomodidades de la vida cotidiana y que mucho ayudan en que uno “pierda el foco”…

Pero, en aquellos momentos en que sí me siento así, rescato perlitas que hacen que cualquier dolor físico baje varios grados… Y realmente la vida pasa por otro lado…

Me cuesta terminar de comprenderlo porque mi discurso permanentemente arranca con la frase: “No quiero que mi enfermedad sea “EL” tema de mi vida…”

Sin embargo, termino convirtiéndolo en un blog en el cual no solamente me expongo con conocidos y desconocidos, sino que además “EL” tema es éste…

 

Siempre pienso qué sería de mi vida si no tuviera que convivir con mi artritis…

Y no me lo voy a poder responder nunca…

La única certeza que tengo es que nunca hubiera tomado las mismas decisiones que tomé en estos últimos 4 años, ni me hubiera cruzado con la gente que me crucé, ni hubiera aprendido lo que sé hoy a partir de haber experimentado esta montaña rusa física y emocional en la que nunca sé como será el día de mañana…

Y todo esto tiene un valor que sólo se mide en el corazón…

1601367_10203165315509662_8077445327674737993_n

Hoy me siento AGRADECIDA… no sólo de haberlo vivido, sino de haberme dado cuenta lo que estaba viviendo…

Vendrán días en que putee, me enoje, me frustre, no pueda abrir una botella de agua o necesite una mano para sacarme un sweater o un tapado…

Vendrán días como los de la semana pasada en los que realmente me sentí derrotada

Me entregué sentimentalmente…

Lo bueno es que eso ya lo se…

Ya sé que eso va a pasar… No una vez, si no varias veces…

 

Y la certeza es en sí una gran fortuna… una herramienta valiosísima… seguida de la convicción y la seguridad de que “eso también pasará”…

camino

Lo que sé profundamente es que, en cada uno de esos momentos, voy a contar con alguno de los tantos “ángeles” de seres humanos que tengo cerca…

manos de afecto

Va a estar mi familia, hermosa, esa compilación de Locos Addams con los Campanelli que suman más gente a la mesa todos los sábados sin parlamentos ni protocolos, que de a poco supieron encontrar la mejor manera de acompañarme; mis hermanos, que son mis amigos, y sus parejas que son mis hermanos; mis sobrinos que descubren el mundo rodeados de todo este séquito de personajes…

Van a estar mis compañeros de trabajo, quienes, cada uno a su manera, me miman trayéndome un mate, rezando por mí, preguntándome cómo estoy todos los días y valorando por mi trabajo y lo que hago bien y mal, más allá de que aparezca con el hielo en el hombro o cruce mi pierna por debajo del escritorio hasta la silla de adelante, que entienden que en un día malo, mis llegadas tarde son una demostración de que pude más que el dolor y llegué a la oficina victoriosa, habiéndome superado a mi misma;

armatucoso-la-verdadera-amistad-1863585Van a estar mis compañeros de teatro, que me hicieron dar cuenta en el viaje a Córdoba y en cada una de las clases, que lo que en ese momento padecía y tanta vergüenza me daba compartir con gente que no conocía, no me definía como persona y los podía hacer reír a carcajadas en cada una de nuestras improvisaciones…

viver_certeza

Van a estar mis amigas, las nuevas y las viejas, esos arcángeles con los que nos elegimos después de tantos años, que vienen a abrirte el termo porque alguien lo cerró muy fuerte, te cargan cajas de verduras, te preguntan como estás con el máximo interés, te ponen inyecciones mejor que una enfermera, que juegan a la editora de este blog dándome tiempo que no les sobra…

Van a estar esos abrazos que necesitás un sábado a la mañana, la caminata dando vueltas al hipódromo como a una calesita, los almuerzos en un shopping un día de semana que te cambia toda la energía de la tarde, las conversaciones por chat que te hacen morir de risa en el tren aunque viajes ensardinado y que la gente te mire raro, las fotos que te hacen revivir lo bien que la pasaste en la fiesta de anoche… los llamados de la gente que dice: “no bajes los brazos”.

Me emociona la riqueza que tengo…

Esto cura la artritis? Nop…

Pero es lo que justamente hace que mi vida no sea la vía del padecimiento, sino la de disfrutar de esos momentos de la vida, como cualquiera de nosotros…

271116_10150695676690128_1321751_n

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s