Home

Las mañanas tendrían que sonar siempre con esta canción…

En agosto de 2010 entrenaba en el gimnasio que queda en el subsuelo del edificio donde trabajo. Hacía más de 3 años que iba… Siempre me gustaron esos brazos marcados, que eliminan el famoso “salero” que ataca a todas las mujeres en mayor o menor medida… No estaba buscando los brazos de un fisiculturista, y tampoco los iba a conseguir: mido 1.60 y en ese momento debería pesar algo así como 52 kilos.

zapatillas-tonificantes-fraudulentas

Pero, ir al gimnasio hace bien… no sólo por lo estético si no por la cantidad de endorfinas que libera: “…Algunos estudios han demostrado que el ejercicio intenso ejecutado por individuos sanos secreta péptidos opiodes, conocidos como endorfinas, que en conjunción con otros neurotransmisores son responsables de inducir estados de euforia y bienestar, con características adictivas”

http://es.wikipedia.org/wiki/Ejercicio_f%C3%ADsico

http://www.runners.es/nutricion-salud/psicologia/articulo/correr-produce-endorfinas-para-tu-felicidad

Un día se me hinchó el dedo mayor derecho… pensé que me había lastimado con las pesas… fui a una guardia de traumatología, las placas no mostraban nada óseo, así que el traumatólogo me dio 10 sesiones de kinesiología …

A la tercera sesión me empezó a doler el dedo chiquito izquierdo… dejé de hacer esfuerzo con las manos y le pedí al kinesiólogo que “de onda” me trabajara los 2 dedos – aunque no estuviera indicado en la orden (habrá un capítulo aparte acerca de las prestaciones médicas)

… y me enojé mucho conmigo misma por haber sabido manejar bien las pesas…

A la quinta sesión me di cuenta que había algo raro: había algo que estaba mal… Lo sentía!

Y empezó aquel deambular, negar, no entender, tener miedo, confusión, enojo… FUE poner todo esto en una licuadora y luego intentar comprender alguno de esos sentimientos por sí solos, imposible!

El primer traumatólogo que vi me pidió un estudio de sangre y confirmó su teoría: Reuma.

“Ahora, vaya a ver un reumatólogo, no es mi especialidad” – me indicó

“un que?”

Uno conoce clínicos, pediatras, dentistas, oculistas, proctólogos (porque todos los hombres hacen chistes al respecto, del miedo que les tienen), ginecólogos, etc…

Reumatólogos? Nop.-

Para enero de 2011 ya me costaba atarme las zapatillas… y considerando que se venía el verano, salíamos bien tempranito a la mañana con mi amiga Male a caminar… yo bajaba con las zapatillas en la mano, y ella me daba otra para terminar de atármelas…

Male es médica, endocrinóloga, pero conocía a una reumatóloga que también atendía en su consultorio:

“Me quedaría mucho más tranquila si la fueras a ver a GAJ, sabe mucho, es intensa pero sabe mucho…”

descargaY fui… La Dra. GAJ me tiró un balde de cemento en la cabeza… Hubiera preferido un baldazo de agua…Era hormigón…

El que sabe mucho tiende a querer compartir y brindar el mismo conocimiento a quien tiene enfrente… y es una tarea noble, sin embargo, en ese momento era mucho para digerir…

Me mandó una orquesta de estudios, porque, y es importante saber, la celiaquía y la hepatitis C también producen síntomas iguales a los de la artritis. No es un dato menor porque con un simple estudio de sangre se puede detectar y el tratamiento es totalmente distinto.

Los estudios lo confirmaron… y desde ese entonces, los índices nunca volvieron a bajar.

A la Dra. GAJ le di bola ahí nomás…

En un año pasé de correr la vuelta al hipódromo de San Isidro en 35 minutos, a no poder literalmente subir a un colectivo… alguien midió lo altos que son los escalones????… y la cantidad de veces que las escaleras mecánicas NO funcionan en los subtes de Buenos Aires?????

Estaba empezando una pelea conmigo misma que duró más de un año… y en la cual no ganó mi orgullo, obvio…

Ganó la aceptación…

Así y todo, no los quiero desesperanzar… En algún momento las cosas se acomodan… En algún momento aceptamos… y en algún momento, una medicación o una infiltración nos brindan una solución concreta… Y EL TIEMPO ES FUNDAMENTAL PARA ESTE PROCESO…

 

22Por eso, para todos aquellos que están empezando el primer año, o la primera etapa, de una situación en la cual hay que aceptar que la vida dio un giro de 180° hacia uno de esos pueblos medio perdidos donde ni siquiera encontramos el cartel del nombre, y el GPS no lo reconoce: mi más profundo abrazo, y mi DEDICATORIA a través de adueñarme de toooooodas las canciones de Rocky, porque hoy nos las merecemos y son nuestras!

Y ME LAS BAILAN DE A SALTITOS Y TIRANDO PIÑITAS AL AIRE… somos Rocky!

“Entrada dedicada a Male”

4 pensamientos en “Acerca de cómo empezó todo…

  1. Pingback: Playlist | de dolores y sonrisas ...

  2. Pingback: Creer | de dolores y sonrisas ...

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s